Existe un desconocimiento generalizado acerca de la definición de corrosión y los problemas derivados de la misma. Como expertos en la materia, contamos con Inspectores de Corrosión y Recubrimientos certificados por la Autoridad Mundial de Corrosión, NACE International.

 

¿Qué es la corrosión?

A continuación, te ofrecemos la definición de la corrosión, así como toda la información necesaria para realizar los recubrimientos mñas adecuados.

La corrosión es un proceso electroquímico que deteriora el metal al reaccionar con el ambiente. El proceso de corrosión deteriora el hierro dentro del acero implicando la pérdida de sus características principales como pueden ser la dureza o resistencia.

El óxido férrico o herrumbre consume el metal. Es el producto más común derivado de la corrosión y surge al agregar oxígeno.

 

La Celda de Corrosión

Hay ciertos elementos que han de estar presentes para que el proceso de corrosión ocurra, sin ellos, no existiría la corrosión. Estos elementos son conocidos como La Celda de Corrosión:

  • Ánodo: Es la parte de la celda donde el hierro se convierte en otra sustancia, es decir, es la zona donde ocurre la oxidación.
  • Cátodo: La reducción de propiedades ocurre en el cátodo, mientras que la oxidación ocurre en el ánodo.
  • Electrolito: Conduce la corriente iónica. Ejemplos de electrolito: El agua o el propio ambiente.
  • Ruta metálica: O ruta de retorno, se encarga de conectar el ánodo y el cátodo para posibilitar el paso de electrones generados en el ánodo hacia el cátodo.

Desde COVER, entendiendo el funcionamiento del proceso de oxidación de los metales, eliminamos los componentes de la Celda de Corrosión para controlar el deterioro de los materiales.

 

Factores que afectan la velocidad de corrosión

Podemos distinguir cinco factores que juegan un papel predominante y afectan a la velocidad en la que se da la corrosión el los materiales, como son: el oxígeno, la temperatura, las sales químicas, la humedad y los contaminantes y gases.

 

La serie galvánica

La serie galvánica es una lista que ordena los materiales en función de sus potenciales de corrosión, es decir, en función de si son más activos (se corroen con mayor facilidad) o menos activos.

Dicho esto, en función del ambiente en que se encuentren los materiales, estos estarán bajo distintos factores que aceleran el proceso de oxidación. Por ello, teniendo en cuenta el ambiente al que estarán expuestos, además de su potencial de corrosión, desde COVER estudiamos el producto más conveniente, así como la aplicación que mejor se adecúe a las distintas necesidades de recubrimiento y de nuestros clientes.

Una vez conocida toda la información necesaria sobre la corrosión, te contamos por qué Cover Systems S.L te ofrece los mejores recubrimientos.